Prepara composta natural para tu jardín

La composta es uno de los mejores abonos orgánicos que podemos utilizar para fertilizar plantas, tierra o tu huerto casero, puede ser la base del sustrato y se obtiene como producto de la degradación biológica de residuos orgánicos domiciliarios mediante fermentación, y bajo condiciones controladas de humedad, temperatura interna y aire.

Te presentamos una receta para que armes una composta casera, muy fácil:

*En primer lugar, en contacto con el suelo, deberás poner una capa de materiales gruesos y ricos en celulosa: ramitas, cortezas y hojas secas, por ejemplo. De esta forma evitarás que la parte más baja se pudra como consecuencia del peso y del calor de las capas superiores y los huecos entre las ramas ayudarán a que circule el aire y a que los microorganismos e insectos puedan entrar a la pila de tu composta.

*Encima de esta primera capa añade otra con los restos verdes de cosecha, que son ricos en hidratos de carbono.

*La tercera capa incorpora materiales ricos en nitrógeno, como el estiércol (de vaca, de oveja…).

*Añade una fina capa (2-5 cm) de tierra.

*Puedes incluir después materiales ricos en carbonatos, para reducir la acidez del montón, como cáscaras de huevo troceadas o restos de algas.

*Seguirás añadiendo capas hasta llegar a la altura prevista. Una vez terminado el montón cúbrelo con tierra o serrín. Recuerda que si no has humedecido previamente los materiales “secos” como restos de poda, paja, etc. debes ir regando las capas según vayas elaborando el montón; además de añadir agua de vez en cuando durante los meses que dure el proceso de compostaje, para mantener la humedad, que es esencial.

Todos nuestros productos son orgánicos y algunos pueden ser utilizados como abonos.

Checa aquí nuestra gama de productos biodegradables. 


Nota anterior Nota siguiente


0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados