¿Cómo saber si la miel que consumes es pura?

La miel es un ingrediente que puede servir como endulzante natural o para aliviar para la gripa y tos. Desgraciadamente la diferencia entre una miel pura y otra industrial es abismal, y no solo por el precio o el aspecto.

El 76% de las mieles comerciales han sido “ultrafiltradas”, de esta manera eliminan el polen que es la parte de la miel donde podemos encontrar la mayor cantidad de vitaminas, aminoácidos, minerales y propiedades antivirales.

Te recomendamos seguir estos sencillos 4 pasos para saber si la miel que te están ofreciendo es pura:

-La prueba del pulgar. Pon una gota de miel sobre tu pulgar. Si escurre o cae hacia un lado, la miel no es pura. Si se mantiene intacta, sí lo es.

– La prueba del agua. Llena un vaso con agua y vierte una cucharada de miel dentro. La miel pura se mantendrá prácticamente intacta y se sumergirá hasta el fondo del vaso. La miel alterada se disolverá.

– La prueba del estante. La miel pura se cristalizará con el tiempo, mientras que la miel alterada seguirá viéndose como sirope líquido, sin importar la cantidad de tiempo que permanezca guardada en tu despensa.

– La prueba del papel de cocina. Si viertes un poco de miel en un pedazo de papel de cocina y deja una mancha mojada, la miel está alterada y le han agregado agua. Si es pura no dejará mancha. El problema de este truco es que tampoco dejarán mancha aquellas mieles que hayan sido diluidas en siropes o jarabes azucarados.

Si quieres consumir miel de forma diferente te recomendamos probar las Gomitas de Equinácea y Miel  y las Gomitas de Miel y Propóleo que mantienen las propiedades, además de esta manera consumes un producto orgánico y apoyas el comercio regional.


Nota anterior Nota siguiente


0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados