Sal del Himalaya Gruesa


Extraída de las minas de sal en la región del Himalaya, las más antiguas del mundo, formadas hace 250 millones de años en un ambiente libre de contaminación. Contiene los mismos 84 elementos (en su proporción exacta) que la sangre humana requiere para que las células logren absorber nutrientes y metabolizar funciones. No ha sido tratada químicamente, ni fluorada ni yodada y está libre de metales pesados.

La sal del Himalaya es suave y delicada, su color rosa se debe al contenido de minerales en su estado original. Reconocida y aclamada mundialmente por su fina textura, extravagante color y rareza.

Un regalo de la naturaleza con múltiples usos.

Los resultados no son 100% garantizados y pueden variar de una persona a otra.


Precio habitual
$ 170.00
Contenido