Aceites esenciales para tu salud: Bergamota

La naturaleza está llena de elementos benéficos para tu salud. Uno de ellos es el aceite de Bergamota (Citrus Bergamia). Una naranja ácida, no comestible, proveniente de la ciudad de Bergamo en Lombardía, Italia, donde comenzó a utilizarse como remedio para aliviar el resfriado y el déficit de defensas del organismo.


El aceite de Bergamota, de color amarillo verdoso, se obtiene exprimiendo la corteza del fruto. Esta esencia se utiliza en la industria de los perfumes y la aromaterapia ya que puede mezclarse perfectamente con casi cualquier tipo de aceite, sin perder su distinción.


En aromaterapia esta esencia pertenece a las fragancias livianas y estimulantes. Puede usarse como:


  • Antiséptico
  • Auxiliar en malestares gastrointestinales
  • Cicatrizante
  • Fortalecedor del sistema inmunológico
  • Inhibidor de infecciones bucales
  • Tratamiento para infecciones urinarias
  • Remedio contra impurezas, piel grasa y caspa en el cuero cabelludo

El uso de aceite de Bergamota también da resultados a nivel físico y psicológico. Se recomienda para inhibir el sistema nervioso. Su aroma es revitalizante y genera euforia; es decir, contribuye a levantar el ánimo.


Por otro lado, las propiedades naturales del aceite de Bergamota actúan como reguladores de la ansiedad, la depresión; el decaimiento y la fatiga provocados por el estrés. Eficaz para problemas de indecisión porque ayuda a despejar la mente. Reconocido por generar tranquilidad y armonía.  


Es importante destacar que el aceite de Bergamota contiene bergaptene y bergamotine, componentes que aumentan la producción de melanina en la piel, pueden generar exceso de pigmentación si hay contacto con la luz solar después de usarlo. Nuestra recomendación es aplicar el aceite de Bergamota y esperar 24 horas antes de tener contacto con los rayos directos del sol.


Conoce los productos de Ecobutik que contienen Bergamota aquí.

Nota anterior Nota siguiente